INSTAGRAM     TWITTER     YOUTUBE    Tour redondo 3

trabaja-con-nosotros  boton trabaja

boton buzon sugerencias2

boton intranet

03-05 Cruz de Mayo - Ed. Primaria - Primer puesto de su categoría

Pasear por Santa Cruz es disfrutar de sus rincones, de sus secretos y de sus gentes. Cada calle que recorremos recuerda el destino de una ciudad abierta al mundo, hospitalaria y acogedora, que con el paso de los siglos se ha convertido en cruce de caminos, en mestizaje de tres mundos – América, Europa y África – que han modelado la esencia misma de nuestro devenir. Gota a gota, nuestra cultura se ha enriquecido con la mezcla apasionada de estas tres formas de comprender la vida, siempre mirando al mar, que es la frontera y la libertad de nuestra capital. Ella, una ciudad que se entrega al Atlántico; con la calle Castillo como cómplice, transformándose en una vía de paso para que tierra firme y océano se unan en una sola alma, mientras las montañas de Anaga, siempre de fondo, majestuosa y sublime, observa la pasión de estos dos amantes que se encuentran.


Santa Cruz late a nuestro paso por sus hermosas plazas... Weyler, Príncipe, Candelaria, España, Ireneo... Lugares de encuentro y de conversaciones. Espacios de una ciudad viva que se da a quien decide pasearla. Y así, poco a poco, andándola y desandándola, la nostalgia de sus gentes se respira en la Recova, Los Lavaderos, el Chicharro, como el eco de un pasado glorioso, en el que fue capaz de afrontar las dificultades mirándolas de frente, con tenacidad y valentía, poniendo de rodillas ante el mundo a corsarios, imperios y laureados almirantes, que pretendían conquistar una ciudad con alma, por naturaleza, indómita. Y así, todo el camino recorrido durante siglos hizo y hace de Santa Cruz una ciudad con futuro y presente; una urbe moderna, innovadora, que apuesta por la cultura y el arte, sin cejar en su empeño de acercar las musas más esquivas a sus paseantes, a esos espectadores de la vida que contemplan admirados su auditorio, sus teatros, sus muesos... sus esculturas; esas que habitan por los siglos en sus Ramblas y parques; esas que acompañan el vivir de una ciudad que no se gasta con el tiempo.


Porque mientras los niños y los ancianos, los jóvenes y los mayores, sigamos vibrando juntos con la alegría de sus fiestas, la vitalidad de sus carnavales y el encanto de la luz que se cuela en cada rincón, Santa Cruz seguirá alzándose frente al mar, con los brazos abiertos y el corazón orgulloso.

https://www.instagram.com/reel/CdGfLVnollc/?igshid=YmMyMTA2M2Y=